Néstor, un gigante del sur

Diálogos 09 de noviembre de 2020 Por Rodrigo Savoretti
3er texto de la sección dedicada a la memoria viva de Nestor Kirchner; a 10 años del paso a la inmortalidad de Néstor Kirchner 2O10 -27 de octubre- 2020. Los textos seleccionados pertenecen a la campaña #NéstorYyo que impulsó el Colectivo Más Democracia de Córdoba
image
Néstor ordena bajar el cuadro del dictador Videla - Foto Archivo

Néstor, un gigante del Sur

Néstor tiene una importancia histórica similar a la que tiene San Martín y Perón. ¿No será mucho? me suelen preguntar. No, para nada, les respondo.

San Martín nos liberó políticamente del reino colonial de España, lo cual configuró un hito importantísimo. Pero lamentablemente no pudimos independizarnos económicamente ni tampoco cognitivamente, aún hoy sufrimos dicha colonización y la mayoría de los problemas devienen de ella.

Perón, refunda el Estado Nación argentino en 1946 y pone a la Argentina a la vanguardia de los derechos sociales y calidad de vida de su clase obrera como nunca antes había sucedido, ni siquiera con los gobiernos radicales de las primeras décadas del siglo XX.

Luego de décadas de resistencia peronista, violencia política y gobiernos fraudulentos y corruptos desde el 74 en adelante, el mismo Estado, de la mano de los militares, los civiles, la policía y la iglesia, llevó a cabo un genocidio que le costó la vida a 30 mil hermanes, muchos de los cuales pertenecían a la misma generación de Néstor y la compañera Cristina. 

Y luego, por si fuera poco, el Estado estuvo en manos de los radicales que no hicieron nada bien, y luego en manos del pejotismo más rancio que pudo existir, viciando y vaciando al Estado con políticas neoliberales que continuaban con el modelo que instauró la dictadura.

Allí asume Néstor, con ese Estado y ese devenir histórico. Refundó al Estado argentino con los valores no sólo de Péron sino también los de San Martín. Nos liberó del colonial FMI y convirtió en políticas de Estado a las banderas de Memoria, Verdad y Justicia. Vimos morir a Videla en la cárcel, y vimos como la dignidad del pueblo se hacía costumbre en políticas de salud, educación, empleo e inclusión social. Por si fuera poco, no sólo sus ideas tomaron buen puerto en la Rosada, sino las extendió a toda Abya Yala, junto a Chavez, Lula y Evo. 

La historia juzgará al compañero Néstor por lo que fue: un ser humano excepcional y a la vez, común y corriente, un tipo risueño, soñador, compañero y por sobre todas las cosas, un militante de Memoria, Verdad y Justicia.

Te amo Néstor, por vos soy kirchnerista. Y por vos y el proyecto nacional y popular doy la vida. 

Rodrigo Savoretti, participante de la campaña #NéstorYyo

3er Texto

Te puede interesar