Cumbre del Agua en Mar del Plata: un bien común que une todas las luchas socioambientales

Política 12 de noviembre de 2023 Por Nahuel Lag para Tierra Viva
La cuarta edición de la Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblos comenzó este viernes 10 de noviembre en la ciudad de la costa bonaerense, cruzada por el inicio de la exploración petrolera offshore y el impacto de los agrotóxicos. Recibe a asambleas ciudadanas y organizaciones sociales de todo el país para intercambiar experiencias y promover acciones de participación comunitaria en defensa del agua para la vida.
agua-potable_en_mar_del_plata_negocio_inmobiliario-petrolera-agotoxicos-06-1024x683_Nero AI_Photo_x4
Foto: Luan Colectiva fotográfica

“El Agua Vale más que el oro” fue la consigna nacida en la cordillera, a principios de siglo, para enfrentar, con mirada crítica, el extractivismo megaminero. “El agua vale más que todo” se actualizó la consigna a partir de la lucha de asambleas ciudadanas y organizaciones sociales en todo el país frente a un modelo, del agronegocio a la minería, que pone en riesgo el acceso al agua. Con esa consigna, desde este viernes y hasta el domingo, se realizará en Mar del Plata la cuarta edición de la Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblos. "Es un encuentro que surge para intercambiar e informarnos sobre cuáles son las causas y los orígenes de la crisis ecológica actual y cómo eso impacta en nuestro ambiente, nuestra salud y nuestras economías. Surge por la necesidad de generar lazos entre las comunidades siendo el agua el hilo conductor de todas las problemáticas y conflictos ambientales que atravesamos", explica Sofía Sañudo, vocera de la cumbre.

Este año, la elección de la ciudad atlántica tiene como objetivo visibilizar la instalación de las petroleras en el Mar Argentino y el riesgo que implica para el ecosistema marino, el potencial impacto de la contaminación en actividades como la pesca y el turismo, y la continuidad del modelo basado en la energía fósil que científicos, organismos internacionales y hasta los propios gobiernos reconocen como causa de la actual crisis climática.  Desde la primera cumbre, realizada en la capital de Catamarca con la convocatoria de la asamblea Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación (PUCARA) y el segundo encuentro en Jáchal (San Juan) –con la megaminería de fondo– y el año pasado en Allen (Río Negro) –con diez años de actividad en Vaca Muerta– el objetivo es “intercambiar cosmovisiones, experiencias y fortalecer vínculos para la preservación de nuestro bien común, el agua”. 

Este viernes, desde las 9 de la mañana, comenzaron a llegar a Plaza España los representantes de asambleas y organizaciones socioambientales de Rio Negro, Córdoba, Chubut, Neuquén, Salta y Uruguay. También se sumarán a las jornadas de debate voceros de las comunidades mapuche Lof Pu Folil, Epu Lafken y la comunidad ranquel Rupu Antu Linkoln y del Tercer Malón de la Paz. “Va a ser muy enriquecedora su visita por todo lo que están atravesando en defensa del agua”, valoró Sañudo, que integra la Asamblea Paren de Fumigarnos Mar del Plata, una de las organizadoras junto a la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras, Asamblea Luna Roja, Verde Mundo, Asamblea Ecoparque-Camet y Ecos de Mar.

El objetivo de la cumbre no es solo la denuncia de los impactos de los extractivismos y los intercambios entre los activistas sino también “promover acciones de participación comunitarias en relación a las decisiones que se toman desde el Estado y los gobiernos”. 

 
En ese sentido, la cumbre impulsará tres campañas en marcha. “Por un agua limpia en las escuelas”, iniciativa provincial que exige el análisis de los pozos de agua y el acceso agua pura en los establecimientos rurales, que sufren la contaminación con agrotóxicos. La campaña “Iniciativa Popular Agua para la Vida”, lanzada en 2022, con el objetivo de alcanzar una consulta popular que cuestione el actual modelo; y también la iniciativa “Fuera Mekorot”, en rechazo a la empresa estatal israelí que firmó un acuerdo con diez provincias argentinas para el manejo del agua sin consulta previa ni acceso a la información.  

Además, el Grupo de Estudios Sociales Marítimos (GESMar) –que reúne a investigadores de grado y posgrado– y el Grupo Aguas –de extensión de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP)– realizarán un relevamiento entre los participantes de la cumbre –que tendrá sus dos días de asambleas en el Campamento Municipal Laguna de los Padres– para trazar un mapa de las luchas por el agua en todo el país: organización, acciones, impactos y respuestas de los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo.   

“Estamos en un proceso de políticas extractivas –agronegocios, hidrocarburos, megaminería, especulación inmobiliaria– en el que los Gobiernos (a nivel local y nacional) no hacen parte a las comunidades, no brindan información, no sabemos qué cantidad de agua se utiliza en esas actividades, que tienen un impacto directo en las poblaciones locales de desplazamiento por contaminación o por despojo del acceso y la calidad del agua", denuncia Sañudo. El Acuerdo de Escazú, vigente por ley 27.566 desde 2020, aún huelga en cumplir los compromisos de acceso a la información y consulta.   

"La industria del consumo para el descarte y el extractivismo necesitan agua para desarrollarse. Ante eso es necesario informarnos sobre cuáles son sus impactos y exigir poder tener un mayor acceso a la información y la toma de decisiones", insiste la vocera y resalta que, de la mano de las políticas extractivas, se está avanzando con reformas provinciales para abrirles camino como ocurrió en Jujuy y podría ocurrir también en La Rioja, además de los acuerdos interprovinciales con Mekorot.  

Del “Atlanticazo” al Malón de la Paz, cumbre del agua

A 300 kilómetros de la costa de Mar del Plata, la llegada del buque BGP Prospector de la petrolera noruega Equinor ―para iniciar la exploración offshore del bloque CAN 100 en el Mar Argentino junto a YPF y Shell― pone de manifiesto el avance del modelo extractivo frente a las demandas locales. "Ante el cambio climático que estamos atravesando deberían estar pensando en un plan de transición energética, pero lo que estamos viendo es una profundización de la extracción de combustibles fósiles en nuestros territorios", lamenta Sañudo como síntesis de la pelea que inauguró el “Atlanticazo” en enero de 2022 y lo extendió a todas las ciudades costeras. 

La semana pasada, la Corte Suprema de Justicia de la Nación desestimó tratar el recurso de queja presentado por agrupaciones ambientalistas para frenar la exploración hidrocarburífera a 300 kilómetros de la costa de Mar del Plata. Con la noticia fresca, la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras adelantó su pronunciamiento: “La resolución fue tomada a los pocos días del comienzo de la prospección sísmica, que efectivamente comenzó el 9 de octubre en el bloque CAN 100 Y luego sobre el 108 y 114. Es, al menos, llamativa esta coincidencia en las fechas. Pareciera sugerir que el camino está allanado para todo el proyecto petrolero”.

Las dilaciones del máximo tribunal para expedirse en un tema tan sensible como la protección del ecosistema marino fueron notorias, los supremos se tomaron nueve meses para responder hasta esta decisión, que coincidió con el inicio de la exploración por parte de las empresas Equinor e YPF. Al analizar la reciente resolución judicial, la asamblea marplatense aclaró que “la Corte no se expidió a favor de la exploración offshore sino que desestimó el recurso de queja por referirse a la medida cautelar y no al amparo, que aún no ha sido resuelto”. 

En ese sentido, el comunicado añade que “el Gobierno utilizó el fallo como un guiño al proyecto petrolero, con la complicidad de los medios hegemónicos, intentando hacernos creer que ya no podemos hacer nada más”. Un día después de la decisión de la Corte, el Estado Nacional publicó en el Boletín Oficial el llamado a Audiencia Pública para los bloques de la Cuenca Austral Marina (AUS 105 y 106) y la Cuenca Malvinas Oeste (MLO 121).  

Sin embargo, las comunidades costeras no dejan de manifestarse en numerosas ciudades del país, desde la provincia de Buenos Aires a Tierra del Fuego, para exigir que se frene el ecocidio. El pasado 4 de noviembre, las asambleas realizaron el Encuentro Plurinacional Atlanticazo en Puerto Madryn, a pocos kilómetros del Golfo San Matías (Río Negro), otra zona amenazada por el avance del proyecto “Vaca Muerta Sur”.    

"En paralelo, lo que está ocurriendo en Jujuy con la extracción del litio propone una falsa alternativa que desestabiliza el equilibrio ecosistémico de esa región para abastecer con el mineral el consumo de autos eléctricos en países y clases de alto poder adquisitivo. Todo esto ocurre generando un daño a la economía local, a la salud y ampliando la desigualdad social", une las luchas Sañudo. 

El Tercer Malón de la Paz llegó a la Ciudad de Buenos Aires el 1 de agosto, tras las semanas de represión y persecución ocurridas en Jujuy para imponer la reforma constitucional impulsada por el gobernador Gerardo Morales, que limita el derecho a la protesta y pone en peligro la tenencia comunitaria de la tierra indígena bajo amenaza del avance de los proyectos de extracción de litio. La Corte Suprema que sí se pronunció para descartar el amparo ambiental contra la exploración petrolera en el Mar Argentina, aún no revisó el pedido de inconstitucionalidad de la reforma jujeña ni recibió a los integrantes de los pueblos originarios. 

Agua y modelo agrotóxico, Mar del Plata otro caso testigo 

Las actividades de la 4 Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblos se abrieron este viernes a las 11 en el Camping Municipal de Laguna de Los Padres con la lectura del documento de bienvenida y una obra teatral representada por estudiantes de la Escuela N°60 del barrio Parque Hermoso. En Laguna de los Padres o Parque Hermoso, las escuelas rurales del partido de General Pueyrredón atraviesan un mismo problema: el acceso al agua es limitado y están contaminadas por las fumigaciones con agrotóxicos de los campos que las rodean. 

"Mar del Plata está profundamente afectada por la agroindustria", sentencia la integrante la Asamblea Paren de Fumigarnos. Sañudo vive en el barrio Félix U Camet, en el norte marplatense, lindero a tierras del Ejército y de la familia Camet, donde desde hace años está en actividad la estancia La Trinidad. La asamblea venía denuncia ante la Municipalidad y la Defensoría del Pueblo local y bonaerense, las constantes fumigaciones realizadas en la estancia sin respeto de la zona de resguardo. En 2019, la asamblea consiguió un fallo de la Suprema Corte bonaerense que limita las fumigaciones a 1000 metros de los núcleos poblacionales; ordenando poner en vigencia una ordenanza votada en 2008.  

Hace dos semanas, el Ministerio Público Fiscal por pedido del fiscal Rodolfo Moure ordenó elevar a juicio oral una causa contra el productor de la estancia La Trinidad por “contaminación por el uso de residuos peligrosos y alteración peligrosa de agua potable”. Los abogados defensores intentaron solicitar el sobreseimiento, pero la asamblea acompañó a los vecinos afectados por las aplicaciones con agrotóxicos que son la prueba del impacto en la salud.  “Los casos por los que se elevó la causa a juicio oral son tres. El de un adolescente que sufrió una necrosis tubular aguda y fue internado por infección urinaria. Durante la internación se le realizaron estudios y se le detectó glifosato y AMPA –principal metabolito e indicador de la degradación de ese herbicida–. El de una familia que sufrió un cuadro furunculosis y una bebé con problemas demartológicos”, cuenta Sañudo. 

En paralelo a la causa judicial, la Asamblea Paren de Fumigarnos realizó muestreos ambientales en el barrio Félix U Camet con la asistencia del Grupo Aguas, el Grupo Salud y Agroquímicos de la Facultad de Ciencias –también de la UNMDP– y el Grupo Gesta. Los resultados de los muestreos:

*En suelo se halló Glifosato, Ampa, Clorpirifos y Epoxiconazol. 
*En aire se halló Glifosato, Ampa, Atrazina, Epoxiconazol, Metacloro, Clorpirifos, Sulfentrazona. 
*En agua de lluvia se halló 2,4-D, Atrazina, Glifosato, Ampa, Clorpirifos, Metacloro. 

Los impactos de los agrotóxicos no se limitan al norte marplatense. En la zona sur de la ciudad, en el barrio Playa Serena, se analizó el agua de la sociedad de fomento y se encontró 2,4-D y AMPA. En el oeste de Mar del Plata, están los casos mencionados de las escuelas de Laguna de los Padres y paraje San Francisco, donde en la escuela N°51 los análisis del agua dieron 17 veces más de nitratos y 40 veces más de fenoles que los niveles permitidos.

En este contexto de modelos extractivos e impactos en el agua, la salud y el ambiente, la cumbre buscará fortalecer los lazos de organización comunitaria y las propuestas y exigencias para los gobiernos. “El agua es memoria de los pueblos que nutre en su fluir, es semilla que brota, alimenta y vuelve a la tierra”, convocan.

Articulo original publicado acá 

Te puede interesar