Una visión diferente de la economía en Venezuela

“No hay posibilidad de solucionar el problema económico sin resolver dificultades políticas” Rodolfo Cibanik, presidente de Fedeindustria* – Carabobo – Venezuela, presenta en este articulo puntos clave para pensar la económica venezolana actual, trazando posibles soluciones para mejorar la situación y generar concesos y acuerdos entre los sectores económicos y políticos de este país bolivariano.

Política 06/01/2020 Edición de Romina Gauna
ademas-de-la-fuerte-suba___BPzGr9h4n_1256x620__1
Foto: Press

Buscando soluciones adecuadas

Cuando nosotros, pequeños y medianos empresarios tenemos problemas en nuestras empresas buscamos soluciones que sean adecuadas al tamaño de nuestra empresa, a nuestras capacidades como empresarios y a nuestras capacidades como equipo de trabajo, esto que parece tan obvio no lo es siempre.

Por ejemplo si tenemos problemas por la caída de las ventas en una pequeña industria de inyección de plástico y estamos por debajo del punto de equilibrio, no podemos pensar que la única solución es renovar los equipos de producción incorporando la última tecnología en la materia. Nuestro primer problema será como revertimos la caída de las ventas y recuperamos nuestro equilibrio.

Extrapolando nos pasa lo mismo en el país, muchos economistas nos demuestran “sin lugar a dudas” que la única salida a la crisis económica es el ingreso de inversiones externas, prestamos inconmensurables de los organismos financieros internacionales y privatización de todas las empresas del Estado.

Cuando la solución es plantearnos la recuperación paulatina de las empresas paradas o con problemas de producción con criterios de prioridad a las cadenas de agregación de valor aguas arriba y aguas abajo. Con este criterio la recuperación de la industria del acero en el país involucra a todo el proceso desde la extracción del mineral de hierro  hasta las PyMIs  metalmecánicas. Estas soluciones que hay que detallar para cada caso que se aborde involucran no solo al Estado si no también y fundamentalmente a todos los sectores participantes. 

Apoyo a los sectores emergentes

Cuando analizamos las cifras de la economía vemos que la reducción del tamaño de la misma ha sido de casi nueve veces, es decir que el mercado de consumo, por diferentes motivos, se redujo en esa proporción. Lo que antes vendíamos 10 hoy vendemos 1. El bloqueo, junto con la destrucción de la capacidad productiva y la caída del sector petrolero, que lleva a una economía rentística sin renta, el impacto demoledor de la hiperinflación, y los vaivenes  del manejo macroeconómico, han generado un colapso pero a la vez han abierto bifurcaciones, que sólo se dan en condiciones especiales como las que vivimos. Procesos de recuperación de la producción, procesos de sustitución de importaciones, emergencia de creatividad empresarial, adaptación a los canales disponibles de provisión de insumos y de distribución, mercadeo y posicionamiento de los productos. Además de la incorporación de sectores laborales a trabajos productivos por cuenta propia. 

 Así han surgido grandes cantidades, aun no cuantificadas, de emprendimientos que buscan llenar los vacíos dejados por empresas que se retiraron del país o que ya no están trabajando. Estos sectores emergentes ya empiezan con criterios prácticos adaptados a las nuevas realidades del país y es a ellos que debemos acompañar para apoyarlos en su formalización, estudios de costos, planificación, bancarización y todas las actividades necesarias para la permanencia y consolidación de estas nuevas empresas.

Podemos nombrar entre otros a los Panaderos Artesanales, fabricantes de panelas de papelón, fabricantes de harina de maíz, cervezas artesanales, empresas de servicios, empresas del sector de criptoeconomia, sector eléctrico, transporte, etc.

La recuperación del consumo

El equipo económico del gobierno acaba de tomar una serie de medidas en el sector financiero que abrirán una pronta recuperación del poder de consumo del conjunto de la población.

En primer lugar empezó con la derogación de la ley de ilícitos cambiarios, luego anunció la indexación de los créditos bancarios (que en la práctica es el reconocimiento de los costos de reposición para el sector financiero), y por último y no menos importante, el reconocimiento por parte del Presidente de la República en una entrevista de que el uso de divisas como valor de cambio en la economía cotidiana de la población era una válvula de escape y un alivio frente a las sanciones y el bloqueo impuesto al país.

Estas medidas y anuncios nos permiten suponer que vamos hacia una recuperación del crédito en el país, es decir, que en una economía en que nadie debe nada, que tanto a nivel de la población en general como de los sectores productivos y de servicio todo lo que tenemos es nuestro, podemos calcular que dispondremos de un mercado de consumo 15.000 millones de dólares (calculando muy conservadoramente la capacidad promedio de crédito de 30 millones de venezolanos en $ 500 dólares cada uno). Este cálculo es solo contando con el sector privado y está expresado en dólares para darle una dimensión más o menos constante. 

Hay que prepararse

Nosotros como pequeños y medianos industriales debemos entender que éste es el momento de prepararse para la recuperación del mercado, la irrupción del crédito sin el soporte de la producción tendrá dos consecuencias gravísimas a saber: En primer lugar al crecer la demanda y no tener un crecimiento paralelo de la oferta volveremos a los niveles de hiperinflación del año 2018 y en segundo lugar, la demanda será satisfecha con un nuevo incremento de las importaciones.

Estamos frente a la oportunidad de recuperación de nuestra capacidad de producción luego de un difícil aprendizaje donde nos deslastramos de muchísima carga inútil, aún nos falta mucho, pero no podemos permitirnos desaprovechar este enorme desafío  que se acerca y debemos prepararnos para acompañar a la recuperación del mercado interno. Buscando integrarnos con las actividades emergentes como en la agricultura. Buscando fortalecer los eslabonamientos y la integración a cadenas productivas que reconstruyan la matriz productiva.

Acuerdo político

Todo lo expuesto anteriormente no tiene vigencia si en el país no se llega a un acuerdo político de convivencia de los sectores en pugna. Es nuestra obligación elaborar una propuesta que nos permita la convivencia de todos los sectores del país desde la perspectiva de la economía y la producción, generando prosperidad y recuperando la capacidad de consumo del conjunto de la población.

* La Federación de Cámaras y Asociaciones de artesanos, micros, pequeñas y medianas Industrias y Empresas del Estado Carabobo, FEDEINDUSTRIA CARABOBO, constituye una organización gremial federativa que agrupa a la micro, pequeña y mediana industria, cooperativas y unidades de los diferentes sectores productivos del Estado Carabobo de la República Bolivariana de Venezuela. Nace para contribuir en el desarrollo de las fuerzas productivas del país y el impulso de un modelo económico social. A través de FEDEINDUSTRIA CARABOBO las empresas consiguen el apoyo de los diferentes programas y convenios con que contamos actualmente para todos los distintos sectores de producción (avícola y alimentos, autopartista, metalmecánica, construcción, turismo, entre otras), al igual que la invitación a los diferentes cursos y talleres de temas de interés común.

Te puede interesar
caorz25g

La OMS valida la cifra de 35.000 muertos en Gaza

MásDeAgencia
Política 14/05/2024

La Organización Mundial de la Salud manifestó su confianza en las estadísticas de fallecidos proporcionadas por el Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás, tras las dudas planteadas por Israel sobre una modificación en la clasificación de dichos datos.

Lo más visto
leo 1

Violencia urbana. Lo que Leo nos dejó

Flavia Hidalgo*
Diálogos 21/06/2024

El sábado 1 de junio por la tarde una tragedia atravesó a la comunidad de B° Ciudad de Mis Sueños. Leonel Ezequiel Sosa Heredia, un niño, joven incipiente de 14 años recién cumplidos (hijo, hermano, nieto, primo, sobrino, estudiante, amigo, compañero, vecino, conocido) fue asesinado a causa del fuego cruzado en una disputa urbana; así sin más, poniendo de relieve y en tensión el valor de la vida, la violencia urbana, la inseguridad, las ausencias, las problemáticas sociales, los temores.